Facebook

miércoles, 3 de agosto de 2016

Ana Bolena

Se cree que la reina consorte Ana Bolena nació entre los años 1501 y 1507 en Rochford hall, Condado de Essex. Hija de sir Thomas de Boleyn y de lady Isabel Howard. Desde pequeña fue educada con el fin de casarse con alguien vinculado a las más altas posiciones de los estamentos aristocráticos.

Era una muchacha bella y talentosa, destacando en artes escénicas, actuaba en el teatro, declamaba y recitaba con mucha pasión, dejando escuchar su voz encantadora y modulada a la vez.

A los 12 años llegó a Francia en donde fue instalada en la corte del rey Francisco I, convirtiéndose en una de las damas de compañía preferidas por la reina Claudia. Pero en 1521 debió volver a Inglaterra para ocupar su sitio natura en la corte del rey Enrique VIII.

Mientras actuaba para el soberano este se fijó en ella y se convirtió en una de sus más grandes obsesiones. El rey quedó admirado por su belleza y evitó que se realizara el noviazgo que Ana tenia con el apuesto Henri Percy, heredero del condado de Northumberland.

Siempre destacó por vestir y peinar bien, aunque se cuenta que deslumbrara por su piel no tan clara y su largo cabello negro que acostumbraba llevar suelto. Se ha dicho también que siempre vestía blusas con magnas largas para ocultar su polidactilia, ya que había nacido con seis dedos en su mano derecha, pero este detalle no parece haber sido confirmado por los historiadores, argumentándose que Enrique VIII, jamás se habría fijado en una mujer que tenga algún defecto físico y menos uno que era considerado cosa del demonio.

El rey Enrique estaba casado con la española Catalina de Aragón, hija de los Reyes Católicos, quienes habían tenido una hija llamada María, y que sería la primera aspirante al trono, de no tener un hermano varón.

Pero el rey se encaprichó con Ana y con el hecho de incrementar su descendencia con un hijo, por ello hizo de todo para anular su matrimonio con su primera esposa y tener a la joven Ana a su lado, quien estaba dispuesta a ser algo más que una simple amante o concubina o como lo era su hermana María.

Catalina ya tenía más de 40 años y era casi imposible que pudiera engendrar, pero el divorcio  se hacía muy difícil ya que el pontífice de la época, había sido nombrado por Carlos V, sobrino de la reina, quien se negó a romper el matrimonio.

Debido a todo esto, Enrique proclamó su propia religión llamada Anglicanismo, una corriente crítica con el vaticano hasta la actualidad, pero que hizo posible la disolución de su matrimonio yque pueda volver a casarse con Ana Bolena en enero de 1533, quien fue proclamada reina en junio de ese mismo año.

Pocos meses después nacería Isabel, futura soberana de Inglaterra y última representante de la casa Tudor. Pero Ana cambió durante su matrimonio, dejó de ser la amable mujer y se convirtió en un ser caprichoso, irascible y provocador. Tuvo algunos embarazos posteriores pero ninguno llegó a su fin. Tuvo un niño que falleció a pocas horas de haber nacido.

El rey Enrique, ya estaba interesado en otra mujer y al ver que tampoco pudo tener un heredero con Ana, quiso deshacerse de ella.

Ana fue víctima de una conspiración, acusada de incesto, adulterio y herejía, todo promovido por la camarilla cercana al rey, quien ya estaba enamorado de su tercera esposaJane Seymour.


Ana Bolena fue decapitada el 19 de mayo de 1536, siempre con la cabeza en alto, con el cabello recogido y llena de dignidad, pidiendo justicia al rey que en algún momento se enamoró, la quiso y le prodigo mucho amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario