Facebook

martes, 23 de agosto de 2016

¿Zanahoria, Huevo o Café?


¿Zanahoria, Huevo o Café?

Una niña estaba muy preocupada porque las cosas nunca le salían como ella deseaba y, cuando parecía que había solucionado un problema, surgía otro y otro y otro. El padre, que era un cocinero, se la llevó al restaurante donde trabajaba y, mientras ella le contaba lo mal que le iba todo, llenó tres ollas con agua y las puso a hervir.
En una de ellas, colocó zanahorias, en otra huevos y en la tercera, granos de café. Mientras la niña lo miraba con cara de extrañeza porque no entendía nada, el padre sacó el contenido de sus ollas y lo puso en tres recipientes distintos. De inmediato, la pequeña, muerta de curiosidad, preguntó a su padre: ¿Que significa esto?. A lo que el padre respondió: La zanahoria era fuerte, pero al salir del agua hirviendo se ha vuelto blanda, débil. El huevo ha pasado de ser frágil y quebradizo a duro. Los granos de café han logrado incluso cambiar el gusto del agua. Y bien, hija, ¿Cual de estas tres cosas crees que eres tu?.
Y, al ver que ella no sabía que responder, le dio la clave: ¿Eres una zanahoria que, aunque pareces dura, pierdes la entereza ante el dolor o la adversidad? ¿Eres, mas bien, como el huevo, que posees un corazón fluido pero te podrías endurecer tras una muerte, una separación o un despido? ¿O eres como un grano de café, capaz de hacer que las cosas mejoren cuando el agua hierve, o sea, cuando todo nos va mal?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario