Facebook

jueves, 18 de agosto de 2016

Aprender a volar juntos


Una vieja leyenda sioux cuenta la visita que Toro Bravo, el guerrero mas valiente, y Nube Alta, la hija del jefe de la tribu, hicieron al hombre mas anciano del lugar. <<Estamos preparando nuestra boda, por eso le pedimos que haga un conjuro que nos garantice que permaneceremos unidos el resto de nuestras vidas>>, le rogaron al hechicero.

Tras meditar un rato, el anciano los miró y les dijo: <<Hay una cosa que podéis hacer. Nube Alta, tu subirás a aquella cumbre y, tan sólo con tus manos y una red, cazarás el halcón mas hermoso y me lo traerás>>. La joven asintió. A continuación, el viejo se dirigió al novio: <<Tu, Toro Bravo, escalarás hasta la cima del Trueno y capturarás el águila mas fuerte que veas. Deberás traerla viva ante mi el mismo día  que ha citado a Nube Alta>>.

El día convenido, los jóvenes se presentaron con dos preciosas aves. El anciano les ordenó: <<Ahora, atadlas entre si por las patas y lanzadlas a volar>>. El halcón y el águila solo lograron revolcarse por el suelo y acabaron a picotazos. Después de dejarlas en libertad, el hechicero les explico: <<Vosotros sois como un águila y un halcón; si os atáis uno a otro acabaréis haciéndoos daño. Si queréis que el amor perdure, debéis aprender a volar juntos... pero no atados>>.

No hay comentarios:

Publicar un comentario