Facebook

lunes, 8 de agosto de 2016

El Encierro Un acto en continua revision


El Encierro Un acto en continua revision

Cada año se introducen mejoras y pequeños detalles en pro de la seguridad de corredores.Las familias de fallecidos alaban la seguridad mientras suenan voces que piden más medidas. Mientras los familiares de heridos y corredores habituales del encierro alaban la seguridad y organización del encierro de Pamplona, se han desatado las voces que exigen más medidas tras la muerte de Daniel Jimeno el pasado 10 de julio. Ni su familia, ni la de los anteriores fallecidos, han criticado las medidas que rigen la carrera más popular de España.

Mientras, editorialistas y tertulianos se han apresurado a reivindicar novedades que mejoren y aseguren el encierro y a pedir incluso medidas que fueron eliminadas por no ser seguras, como los burladeros en plena calle. Desde finales de los años 70, las novedades introducidas en la carrera han sido constantes, hasta el punto de que los corredores habituales de decenas de encierros consideran al de Pamplona como el mejor organizado y más seguro. Pero cada año, siempre hay cosas que mejorar. En 2009 se ha equipado con petos a todas las personas que forman parte del entramado de la carrera: carpinteros, fotógrafos, personal sanitario, etc. Algo que ya se hizo hace tres años con los pastores, aunque no se ha llevado a cabo con los 4 dobladores de la plaza. Comisión del encierro Durante las décadas de los 70 y 80 años fue cuando más se cambió el encierro con la instalación de gateras en el callejón de acceso a la plaza para evitar montones, el abujardado del piso en la curva de Mercaderes para evitar resbalones, o la introducción de puertas de seguridad para no permitir que los toros vueltos corrieran sobre sus pasos. La comisión del encierro trabajaba, igual que la mesa del encierro ahora, con corredores y profesionales de la carrera. Pamplona celebró en 2006 la Feria del Encierro, evento que se repetirá en 2010 pero centrado a la seguridad. El vallado se mejora cada año. Se cambian las piezas más deterioradas, los sanitarios estudian mejoras en su colocación y portan ahora agendas electrónicas para transmitir la información y los tablones más cercanos al recorrido están rotulados para evitar que haya espectadores que lo ocupen y lo dejen libre para los corredores. El despeje del recorrido también ha sufrido cambios, para conseguir que sólo las personas que quieren correr estén dentro del recorrido. La limpieza es cada vez más exhaustiva y, en los últimos años, se han probado distintas fórmulas, con mayor o menor éxito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario