Facebook

martes, 28 de febrero de 2017

Barasoain

BARASOAIN

S. Juan Bautista
S. Miguel, S. Pedro y 

Santa Lucía. Las dos primeras, sencillas. San Pedro, en un cerro a una hora de camino hacia Artajona. Santa Lucía ocupa la penúltima casa una de las casas frente a Garínoain. Trasladada desde Artadia o Venta Honda en 1568 por el Dr. Navarro. El retablo, con efigies de la titular, Santa Margarita y S. Sebastián, data de 1500. Santa Lucía tenía cofradía y hospital, al que Martín Azpilcueta donó 200 ducados en noviembre de 1576 y en su testamento romano de 1582 otros 200 puestos a censo con el concejo de Garínoain (estaban al 4% y manda que se pongan al 3% y no se cobren atrasos). En diciembre de 1659 era ya municipal. En Santa Lucía y en la de S. Juan había ermitaño. En aquélla se venera la imagen de Ntra. Sra. de Egipto, «principal objeto de devoción de los naturales», según DGH. En octubre de 1801, el obispo manda poner cerradura con llave en la ermita de S. Miguel. En la de S. Pedro prohíbe el culto mientras no «se ponga puerta nueva con cerradura, se embaldose el pavimento, se haga un bulto nuevo del santo enterrándose el que existe y un nicho para el mismo», además de «un cubierto junto a la hermita para que se recojan las gentes». En la de S. Juan, también puerta nueva «con llave segura», y que «se retoque y perfeccione las manos del santo». En la de Sta. Lucía, además de blanquear, retejar, abrir una zanja, reconocer el antepecho del coro y comprar casulla y misal nuevos, que «se perfeccione los dedos de las manos de Ntra. Sra. de la Soledad».

No hay comentarios:

Publicar un comentario