Facebook

miércoles, 15 de febrero de 2017

Arruazu

ARRUAZU


San Pedro. A más de un cuarto de hora hacia la sierra, cerca de la de San Sebastián de Lacunza. En 1656 el fiscal eclesiástico de la diócesis demandó a Martín de Simonena, presbítero de Huarte Araquil, por haber predicado sin licencia en esa villa el día de San Juan Bautista y en San Pedro de Arruazu, el día de su fiesta. Simonena -que murió en 1699 como vicario de Huarte-Araquil- alegó que el vicario estaba impedido y los vecinos se lo pidieron encarecidamente, por ser fiestas patronales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario