Facebook

lunes, 27 de febrero de 2017

Bacaicoa

BACAICOA


S. Benito, Santiago y Santa Marina. La primera, en la falda de Urbasa; la segunda, en el pueblo, cerca de la parroquia; la tercera, en la altura de la sierra. Cuando las visitó en agosto de 1797, el obispo mandó que la de Santiago la reconociera un «facultativo maestro de obras aprobado que deberá declarar si amenaza ruina». El edificio actual debe de ser consecuencia del informe. Santa Marina, entre dos bordas, es edificio común de Bacaicoa e Iturmendi. También lo era de Urdiain, que perdió sus derechos cuando no participó, en la reconstrucción efectuada en 1911. La ermita fue fortín en la guerra carlista y quedó destruida. En 1816, el obispo J. X. de Uriz y Lasaga avisó a «los vecinos de Urdiain, Yturmendi y Bacaicoa, que se anticipan la tarde anterior por una devoción mal entendida a subir al desierto o sitio escabroso en que se halla la ermita, y de que en ella a veces pasan la noche multitud de personas de todos los estados, con mezcla de los dos sexos, no pudiéndose esto tolerar... que si continuasen ese y otros abusos semejantes mandaremos demoler la Hermita, habiendo de ser esto para que sirva a Dios y a la Santa Yglesia.»

No hay comentarios:

Publicar un comentario