Facebook

miércoles, 22 de febrero de 2017

Atondo

ATONDO


Nuestra Señora de Osquía. Al borde de la carretera Ororbia-Irurzun. La ermita se agazapa bajo la peña taladrada por el ferrocarril. Imagen de alabastro, también llamada del Pilar. Erigió la ermita en 1570 Pedro de Atondo e Yrigoyen, y creó una cofradía. Atondo pertenece a la cendea de Iza. El viejo lugar de Osquía, a Valdeollo. Osquía, dada su posición junto a la garganta tallada por el Araquil, aparece en el siglo XI como Hosquiate, Osquiate, Oscatea, Hosquiatea, Osquiat. En 1024 Sancho el Mayor dio a Irache Yarte y Hosquiate «con sumolino y pesca». Entonces la iglesia estaba dedicada a Santiago. En 1078, Eneco Fortuniones lega a Irache «el lugar de los molinos en Hosquiatea». Osquía era en 1217 propiedad del monasterio de San Pedro de Atea -que no cabe confundir con el Atea de Ibargoiti-. En 1350 tenía cuatro fuegos; en 1366, dos; en 1427 no lo cita el censo; en 1500 va entre los despoblados de Olio, perteneciente al Condestable y explotado por los de Atondo; en 1800 no quedaba memoria, si bien había vestigios de ermita con advocación desconocida y un corral. Además de las advocaciones mencionadas, se registran las de S. Miguel y San Esteban de Atea. En 1627, Juan de Aracochea, abad de Atondo, se opone al nombramiento de Miguel de Oroztieta, natural de Arazuri, como ermitaño de Ntra. Sra. de Osquía, porque la tenuidad de su abadía se agravaría al ver disminuidos los ingresos. La sentencia favoreció al ermitaño, pero el abad se negó a entregarle las llaves, apeló y logró que suprimieran el puesto. Entre sus argumentos, dijo que el paraje era poco conveniente para la vida eremítica. En 1652, Alonso Carrasco, peregrino, obtuvo el título de ermitaño de Osquía y de nuevo Aracochea o Arocechea alega que el sitio no es propicio para tal vida y que la ermita ya está bien cuidada y atendida. La sentencia fue otra vez favorable al abad, pese a que el peregrino Carrasco argüyó que aquél se aprovechaba de las limosnas, que montaban 6 reales semanales. En 1673, Martín de Ilzarbe, abad de Atondo, se querella contra Martín de Munárriz, vicario de ízurdiaga, porque ambos pretendían haber sido nombrados capellanes de la cofradía de Osquía. El de Izurdiaga acusa a los cofrades de Atondo de haberse reunido por su cuenta y aprobado unas constituciones nuevas, según las cuales el abad de Atondo es a perpetuidad capellán. La sentencia favoreció a Ilzarbe. Las constituciones, renovadas en 1667, no decían exactamente lo que suponía Munárriz: muerto Martín de Ilzarbe en 1678, los vecinos de Atondo y el ermitaño de Osquía presentan para la vacante a Juan de Aizpún, vicario de Lete, y la propuesta es aceptada. Igual de Soria (1796) la llama «Ntra. Sra. del Pilar del Puerto de Osquía». El DHG (1802), Nuestra Señora del Pilar de Osquía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario