Facebook

domingo, 6 de noviembre de 2016

Arano

ARANO


San Sebastián y San Roque. La de Jaun Donostiya está a unos minutos del núcleo poblado, sobre la carretera GoizuetaHemani. Sede de la cofradía de S. Fabián y S. Sebastián. La de S. Roque, al S., en altozano, se restauró en 1899. El párroco Atanasio Vertiz, a la vista del estado de la ermita, pensó levantar otra de nueva planta -con orientación al E., que aprovechó parte de la pared norte-, por suscripción pública, que encabezó con 250 ptas. El ayuntamiento y secretario aportaron 500 ptas.; Josefa Miqueo, 500; Miguel Olaizola, residente en Buenos Aires, 250; Fermín Alegría, amo de Plazacoborda, y Leopoldo González, amo del caserío de Tejería, a 25 ptas.; los Areyzaga, de Alduncin, 25; cada propietario, 10 ptas., e inquilinos, 5. La recaudación montó 1.743,50 ptas. Las obras realizadas con arreglo al proyecto del arquitecto donostiarra José María Múgica, 4.539,57 ptas. Los honorarios del arquitecto fueron 145 ptas. La nueva estatua del santo, con las andas, costó 72 ptas. Las campanas -para ambas ermitas de S. Roque y S. Sebastián-, 77,50 ptas. Se inauguró el día de S. Roque de 1899. El presupuesto se salvó gracias a las reservas y a la sociedad del molino de Araño, que entregó 1.500 ptas. sin interés, a condición de que se le fueran reintegrando, sin cantidad anual fija, como lo permitieran los fondos. La deuda se saldó en 1916. Este compromiso no impidió que año tras año se realizaran obras de mejora, como el pulpito, viacrucis y vidrieras emplomadas adquiridas en 1903.

No hay comentarios:

Publicar un comentario