Facebook

martes, 15 de noviembre de 2016

Arguiñano

ARGUIÑANO


En 1801, el obispo visitó Nuestra Señora del Camino y San Miguel. En ésta dejó mandato de suspender «la celebración de todo acto de religión hasta tanto que se habilite la fábrica y ponga con la decencia correspondiente». Ya no existe. La del Camino está a la izquierda de la carretera. Clavería la calificó de «chabola poco adecentada» y la imagen, de copia excesiva de la Virgen azagresa del Olmo. Icomar fue ermita en Andía, a la que acudían los pastores en domingos y festivos. Se levantó a la izquierda del camino al actual túnel de Lizarraga. La advocación, según el DGH, era la Anunciación; la abadía era de patronato real. Arruinada la ermita, la imagen pasó a la parroquia de Arguiñano. Ya en 1682 el abad de Ntra. Señora de Andía solicitó licencia para repararla. Cuatro años antes, Juan Salvador y Polonia de Azanza, vecinos de Salinas de Oro y herederos de Jerónimo de Azanza, beneficiado difunto, demandaron a los administradores de la abadía de Andía las rentas y diezmas qué su tío Jerónimo tomó en arriendo en 1676.

No hay comentarios:

Publicar un comentario