Facebook

domingo, 15 de enero de 2017

Ropa teñida



Si alguna de tus prendas ha cogido el color de otra y no puedes utilizar lejía, tenemos un truco infalible. Sumerge la ropa en el agua caliente en la que hayas hervido huevos. Déjala toda la noche a remojo. El agua absorberá el tinte inadecuado y le devolverá a la prenda su color original.

No hay comentarios:

Publicar un comentario