Facebook

martes, 17 de enero de 2017

Kiko y Sara - Adolescentes



Mucho más que el agua y mas que el aire,
te necesito y no sé como decir, que sin ti no soy de nadie.
Más que darle a Dios un juramento te necesito para sobrevivir
y tus labios de alimento y es que no puedo pensar si te doy
por perdido y vuelve a vencerme el olvido.
Te buscaré hasta que cieguen mis ojos y te encontraré
para darte un sonrojo.

Es una pena sufrir la condena con esta distancia y quererte
fue tan bonito que en este ratito nos vieran culpables
de un beso inocente.
Dicen que el viento vendra más contento y nunca lo tendremos
de frente que no hay castigo si Dios fué testigo de vernos
culpables por adolescentes.

Más que ver el Sol y ver el día te necesito y donde quiera que
estés el arte tiene alegría, daremos el salto a la frontera,
hasta mañana si Dios quiere mi amor, mi vida y mi compañera.
Pondremos puertas al mar y ventanas al río, lo nuestro será
tuyo y mío.
Te buscaré hasta que cieguen mis ojos y te encontraré
para darte un sonrojo.

Es una pena sufrir la condena con esta distancia y quererte
fue tan bonito que en ese ratito nos vieran culpables
de un beso inocente.
Dicen que el viento vendra más contento y nunca lo tendremos
de frente que no hay castigo si Dios fué testigo de vernos
culpables por adolescentes.

Bendito fué el conocerte y maldita la suerte que ahora no estés tú,
a ver si el cielo removiera el suelo juntando tu norte y mi sur.

Es una pena sufrir la condena con esta distancia y quererte
fue tan bonito que en ese ratito nos vieran culpables
de un beso inocente.
Dicen que el viento vendra más contento y nunca lo tendremos
de frente que no hay castigo si Dios fué testigo de vernos
culpables por adolescentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario